Cuentan Por Ahí

En La Puerta

Cuentan por ahí…
“Tenía ocho años cuando se cruzó por la puerta del baño aquella figura tan delicada, pero tan fantasmagórica.

 

Una ingenua niña que solo le tenía miedo a los bichos y a lo desconocido, abandonó la habitación de su madre recién operada, postrada en cama con un descanso recetado de varias semanas, para bañarse e ir a la casa de su padre.

 

De esos presentimientos inusuales, casuales y absurdos, se dijo para sí:

-Dejaré la puerta abierta, de todas formas, solo estamos mamá y yo en la casa.Y dejó la puerta del baño abierta mientras se bañaba.

 

Eso sí, la cortina de la ducha tapaba el ritual de baño habitual.
Otro presentimiento fuera de lugar y por completo absurdo la recorrió en forma de escalofrío.

 

Abre la cortina, y mira hacia afuera, se dijo a ella misma. Nada. No había nada, pero el sentimiento tan extraño y anormal la seguía incomodando. Finalmente, creyó escuchar algo frente a la puerta, creyó escuchar pasos silenciosos y livianos, muy diferentes a los de mamá.

Esta vez sí había algo.

 

Una mujer que era como una visión hipnotizó a aquella chiquilla durante cinco segundos. El movimiento del cabello larguísimo que tenía, cabello negro azabache brillante por sí mismo, tenía el efecto de un metrónomo en ella.

 

La figura estilizada y delicada, el caminar lento y sigiloso se confabulaba a la hipnosis que se terminó convirtiendo en espanto puro al ver aquella visión fantasmagórica frente a la puerta del baño, moviéndose y caminando fuera de órbita, fuera de este mundo.


Espantada y aterrorizada hasta los huesos, la chiquilla corrió hasta la habitación de su madre, aun con jabón en su espalda, se arrojó sobre el regazo de ella y trató de relatarle lo que había visto. Nunca le creyeron. Pasaron años y años, y nunca le creyeron. Pasaron años y años, y nunca más volvió a ver a aquella mujer que desapareció en el aire.”

 


Este relato después de mucho tiempo, hoy lo compartimos con todos gracias a Mary Vallejo, así como esta historia podemos compartir más, envíanos la tuya al correo mjmartinez@min.hn y recuerda lo que cuentan por ahí…

Logo blanco y amarillo
X